FIV-ICSI con DGP

Consiste en la unión de un tratamiento FIV-ICSI con la técnica de un DGP.

Se realiza un DGP (Diagnóstico Genético Preimplantacional) para detectar alteraciones en el número de cromosomas de los embriones, disminuyendo así la posibilidad de abortos y aumentando las probabilidades de tener un niño sano libre de enfermedades como Turner, Down o Klinefelter.

El DGP se hace una vez generados los embriones, tomando una muestra de biopsia de los mismos para detectar las anomalías antes de implantarlos en el útero de la mujer.

Es un tratamiento más completo que FIV-ICSI porque:

  • Aumenta las posibilidades de un niño sano.
  • Disminuye la posibilidad de aborto.
  • Aumenta la tasa de implantación.

¿En qué casos se recomienda este tratamiento?

1

Mujeres que realizan varios ciclos sin conseguir un embarazo.

2

Mujeres que sufren abortos de repetición.

3

Hombres con el esperma alterado.

4

Mujeres de edad avanzada.

5

Mujeres que han realizado varios ciclos de reproducción asistida.